martes, 9 de octubre de 2012

Marcha por los Fueros en el Nou d'Octubre


En la calle de la Paz

Como todos los años, los carlistas valencianos hemos participado en la procesión cívica del cap i casal con la que se conmemora la entrada en Valencia del rey Jaime I el Conquistador el 9 de octubre de 1236 y, de forma simbólica, la creación por mandato real del reino de Valencia poco después.
Unidos a los socios y amigos del círculo cultural Aparisi y Guijarro, portando una pancarta con el lema “Furs per al Regne”, los calristas han llamado la atención sobre un tema de actualidad que la Comunión Tradicionalista Carlista pone de relieve este año como remedio a los males del nacionalismo que fragmenta nuestra patria como antaño rompió las Españas americanas. Los fueros, leyes tradicionales y propias de los cuerpos intermedios sociales, los reinos, los principados y los señoríos de la corona hispana, reflejan el sentir propio de cada uno de ellos, sirviendo a la vez tanto como reflejo legal de los particularismos cuanto de unión sólida de todos los españoles en torno a su Iglesia, su patria grande y su rey legítimo.


En la esquina del ayuntamiento

Reclamar en 2012 los fueros del Reino de Valencia, arrebatados en su formato de derecho tanto público como privado por los decretos de Nueva Planta de SMC don Felipe V en 1707 (y devueltos de forma simbólica- y fallida en lo práctico- por su descendiente SMC don Carlos VII el 16 de julio de 1872), contra lo que pueda propagar la corriente ideológica dominante, no es retornar a una confusión medieval, sino poner medicina a las tensiones creadas por el uniformismo legal antinatural, tan bien aprovechadas por los traidores a España.


Avanzando a lo largo de la plaza del Ayuntamiento

Con simpatizantes de la ciudad de Valencia y pueblos aledaños, así como una representación de la junta provincial de Castellón, y la novedad este año de varios jóvenes simpatizantes de las comarcas alicantinas, hemos recorrido desde la plaza del Ayuntamiento hasta el parque del parterre, lugar de la ofrenda de flores en la estatua ecuestre del rey Conqueridor, pasando por la plaza llamada “de la reina”, adonde recae una de las puertas de la Seo donde ha tenido lugar el solemne Te Deum de acción de gracias a Dios por la reconquista cristiana de la ciudad.


Algunos simpatizantes frente al monumento a don Jaime

Como siempre, el interés de numerosos espectadores ha permitido explicar las raíces valencianas de la tradición política española que hoy en día representa en solitario el carlismo, así como repartir abundante propaganda.



No hay comentarios:

Publicar un comentario